Desempleo

Estás en:

Prestaciones por Desempleo

 

Los trabajadores que finalizan su relación laboral y cumplen determinados requisitos concretos tienen derecho a las prestaciones por desempleo establecidas en nuestro sistema de Seguridad social. No obstante, en multitud de ocasiones se plantean problemas en relación a su reconocimiento o percepción, para lo cual es necesario acudir a un profesional del derecho como RICO MUNTÓ  para estudiar el caso y tratar de resolver el problema planteado. 

A continuación te dejo información general con respecto a las prestación por desempleo: 

  • En el caso de la prestación de desempleo contributiva.
  • Y la prestación por desempleo asistencial.

Prestación desempleo contributiva

Para tener derecho a las prestaciones por desempleo los trabajadores deben reunir los requisitos de estar afiliados a la Seguridad Social y en situación de alta o asimilada al alta y tener cubierto el período mínimo de cotización.

  • La duración de la prestación por desempleo estará en función de los períodos de ocupación cotizada en los seis años anteriores a la situación legal de desempleo, pudiendo durar desde 3 meses hasta 2 años.
  • El importe de la prestación dependerá de la base reguladora que será el promedio de la base por la que se haya cotizado por dicha contingencia durante los últimos 180 días del período a que se refiere el apartado 1 del artículo anterior.
  • La cuantía de la prestación se determinará aplicando a la base reguladora los siguientes porcentajes: El 70 % durante los 180 primeros días y el 50 % a partir del día 181.

Prestación desempleo Asistencial.

Agotada la prestación por desempleo contributiva, o no habiendo generado derecho a la misma, el trabajador podrá ser beneficiario del subsidio por desempleo en los siguientes casos:

Pimer caso

Los parados que, figurando inscritos como demandantes de empleo durante el plazo de un mes, sin haber rechazado oferta de empleo adecuada ni haberse negado a participar, salvo causa justificada, en acciones de promoción, formación o reconversión profesionales, y careciendo de rentas de cualquier naturaleza superiores, en cómputo mensual, al 75 por 100 del salario mínimo interprofesional, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias, se encuentren en alguna de las siguientes situaciones:

  • Haber agotado la prestación por desempleo y tener responsabilidades familiares.
  • Haber agotado la prestación por desempleo, carecer de responsabilidades familiares y ser mayor de cuarenta y cinco años de edad en la fecha del agotamiento. 

Segundo caso

Los parados que, reuniendo los requisitos anteriores, salvo el relativo al período de espera, se hallen en situación legal de desempleo y no tengan derecho a la prestación contributiva, por no haber cubierto el período mínimo de cotización, siempre que:

  •  Hayan cotizado al menos tres meses y tengan responsabilidades familiares.
  • Hayan cotizado al menos seis meses aunque carezcan de responsabilidades familiares.

Tercer caso

Los trabajadores mayores de 52 años, aun cuando no tengan responsabilidades familiares, siempre que se encuentren en alguno de los supuestos contemplados en los apartados anteriores, hayan cotizado por desempleo al menos durante seis años a lo largo de su vida laboral y acrediten que, en el momento de la solicitud, reúnen todos los requisitos, salvo la edad, para acceder a cualquier tipo de pensión contributiva de jubilación en el sistema de la Seguridad Social.

Estoy siempre al día de todas las reformas que surgen en la ley y que afectan a prestaciones, así podemos informarte de todas reformas que se han llevado en los últimos años y de cómo te afectan a ti de forma particular.

¿Hablamos?

Share This